Rutas

Costa de Gáldar

La costa de Gáldar está salpicada de pequeños núcleos de población en los que darse un apacible baño en cualquier época del año. En la costa norte de Gáldar encontramos zonas adecuadas para el baño en piscinas naturales, puesto que el océano a veces bate con fuerza y es difícil darse un baño en aguas abiertas, pero en la zona oeste del municipio existen zonas más tranquilas a mar abierto dónde disfrutar de un baño más relajado.

El primer núcleo costero y la primera zona de baño que encontramos y que está compartida con el municipio colindante de Santa María de Guía, es la conocida como Caleta de Arriba. Se trata de una pequeña cala rocosa y abrigada con una amplia zona de solarium, con un ambiente muy familiar y con muchos pescadores que la visitan por sus posibilidades de hacerse con un rico pescado fresco.

El Agujero es un pequeño núcleo urbano de costa, muy cercano al centro histórico de la ciudad y junto al yacimiento arqueológico de La Guancha. Se trata de una zona de baño con varias piscinas naturales y también otra zona abierta al mar, en la que ocasionalmente hay arena gruesa. Se accede por una pequeña avenida y tiene zonas para tomar el sol. Detrás de las piscinas, en mar abierto, se practican deportes como el surf y el bodyboard, es un de los lugares más conocidos y concurridos del norte de la isla y en sus fondos se encuentra un barco hundido, aunque son pocas las ocasiones en las que la fuerza del mar permite que se pueda visitar. En el acceso hasta la avenida hay zonas de aparcamientos así cómo algún lugar dónde reponer fuerzas. Se trata de una playa de ambiente familiar y deportivo.

Muy cerca de aquí se encuentra la piscina natural de Emiliano, más pequeña que la anterior y junto al edificio y restaurante. Se encuentra junto al yacimiento arqueológico de Bocabarranco, y se accede por una escalera junto al edificio o desde un pequeño paseo desde el aparcamiento de Bocabarranco. Posee algunos espacios para tomar el sol sobre las rocas. Es una piscina de ambiente familiar y bastante seguro en marea baja para niños.

El pequeño núcleo urbano de costa de Los Dos Roques, al que se accede entre fincas de plataneras y que une en la desembocadura de un pequeño barranco, una playa de arena rubia gruesa y una piscina natural con fondo de la misma arena. Se trata de una playa muy tranquila y familiar, adecuada para los niños pequeños y personas de edad avanzada por su fácil y cómodo acceso con arena. Posee una zona para tomar el sol junto a la piscina y un área de juegos infantiles en la pequeña avenida y un lavapiés. El aparcamiento es amplio y se encuentra muy cerca del acceso a la avenida.

Encontramos otras piscinas naturales dentro de los siguientes núcleos de población algunos tan conocidos como La Furnia, que es una piscina natural creada al abrigo de un acantilado que está en el pequeño núcleo urbano del mismo nombre a la que se accede por unas largas escaleras. La zona de aparcamiento cercana es escasa al encontrarse el acceso peatonal dentro de la zona urbana aunque posee una zona amplia para tomar el sol junto a la piscina.

Siguiendo por la costa norte, y a través de los numerosos cultivos de plataneras que salpican toda esa zona del municipio, llegamos hasta Caleta de Abajo, con su antiguo muelle, perfecto para la pesca, y sus zonas rocosas para el baño, también lugar frecutentado por los buceadores por excepcionales fondos y sus cuevas submarinas. Un poco más allá se encuentra el núcleo de población de la Punta de Gáldar dónde hay una piscina natural junto a otras zonas de baño naturales en una gran explanada de roca volcánica a los pies del acantilado. Se trata de una zona de baño muy familiar y frecuentada por los vecinos del barrio ya que el acceso es en medio de las casas de los mismos vecinos y con escaleras y la zona de aparcamiento es amplia.

La zona más conocida y visitada en la costa del municipio es el puerto y playa de Sardina, con su larga playa de arena dorada y en alguna época guijarros, y otras zonas que permiten disfrutar del baño. Se trata de un enclave costero de veraneo tradicional de los vecinos de Gáldar y es una playa tranquila, de ambiente familiar y sencillo, donde el sosiego y el descanso son lo primordial y dónde pueden fondear también las embarcaciones deportivas, pues está bastante equipado y lugar privilegiado para la práctica del buceo en cualquier época del año. Posee además una oferta gastronómica muy local y muy característica de la zona costera dónde se encuentra.

Siguiendo en dirección sur desde Sardina nos encontramos varios acantilados imponentes pero la única zona de baño es El Juncal, una pequeña zona de baño de guijarros dónde una cristalina lengua de agua se adentra en el barranco a la sólo se accede caminando o utilizando alguna embarcación. 

Puede descargar un mapa de la ruta por las piscinas naturales Aquí

Galería de fotos y videos

Descargas